MARANATHA COLOMBIA ©  1997-2024
(+57) 312 750 0568 | Calle 51 #56C – 25 | Medellín, Colombia

Logo Maranatha 2022

¿Qué es la salvación?

Persona orando bajo una cruz

COMPARTE

Podemos definir la salvación de Dios de muchas formas, pero lo primero que debemos entender es que es un regalo que Dios nos ha dado por su infinita gracia y misericordia; y que Jesús, con su sacrificio redentor en la cruz, nos hace aceptos ante el Padre para obtenerla. No es por nuestras fuerzas, es por su gracia, pero siempre demandará nuestra obediencia.

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe” (Efesios 2:8-9).

Ser salvos por gracia es un reconocimiento de que todo fue hecho por Dios, pero esto no nos garantiza una predestinación de ir al Cielo. Por esto es indispensable cuidar de nuestra salvación y perseverar viviendo en obediencia a Dios para conservarla, pero no temas, Jesús con su muerte en la cruz nos redimió de todo pecado y por medio de Él podemos ser libres. Debemos ser santos para ser salvos, pero esta santificación es resultado de la obra de Dios dentro de ti y de la obediencia que debes tener a lo que Dios quiere operar en ti por medio de su Espíritu Santo.

“Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Filipenses 2:13).

La redención es una obra de amor tanto de la parte divina como de la parte humana. Es el amor el que nos lleva a rendirnos a Dios incondicionalmente. No es por obligación o por temor, es por convicción y amor.

La salvación es la cooperación y la armonía entre lo que eres, Dios, Jesús y su Espíritu Santo. No siempre será fácil, debes entender que en los tratos de Dios contigo nunca pierdes tu libertad personal para decidir sobre tu destino de hacer lo bueno o lo malo y Dios nunca renunciará a sus exigencias de justicia y santidad para medir tu derecho a ser salvo. Dios siempre exige justicia que solamente viene por creer en Jesús y santidad que viene por permanecer en Él.

“Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar” (Isaías 55:7).

“La justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:22-23).

¿Cómo puedo ser salvo? 

En oración arrepiéntete, pide perdón a Dios por tus pecados y por vivir una vida lejos de Él; Pídele que limpie y lave tu corazón; recibe a Jesús como tu Señor y salvador personal. Mantente firme con un compromiso verdadero de dejar tu pecado y todo lo que le desagrade a Dios en tu vida, permite que Dios obre en ti y mantente firme en amor buscándolo para ser perfeccionado.

Una vez nos hayamos arrepentido y tengamos una medida de fe, Dios nos regala un nuevo nacimiento. Es aquí donde Dios en su misericordia nos hace nuevos, es Él quien nos limpia, transforma nuestro corazón y nos llena con su Espíritu Santo.

“Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré. Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra” (Ezequiel 36:25-27).

“Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar” (Isaías 55:7).

¿Quieres ser salvo? 

Haz esta oración de todo corazón:

«Señor Jesús, hoy te pido perdón por mis pecados y me arrepiento de mi mala manera de vivir. Límpiame con tu sangre. Abro mi corazón y te recibo como mi Señor y único salvador. Escribe mi nombre en el libro de la vida y a partir de hoy yo soy tu hijo. Te entrego mis cargas, deudas y enfermedades y a cambio yo recibo tu amor, paz y salvación»

 ¡Felicidades y bienvenido! Todo el cielo se regocija porque ahora eres una nueva creación, perteneces a Cristo y has sido adoptado en la familia de Dios.

Inicio Publicidad
Fin Publicidad
Search

Suscríbete

Si te gustaría recibir información acerca de oraciones y contenido del blog, déjanos tus datos.

Al enviar este formulario, estás otorgándonos tu consentimiento para recibir información acerca de la iglesia. Revisa nuestra política de privacidad de datos.

Scroll al inicio
¿En qué podemos servirte?

Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp y a nuestro boletín informativo para recibir las últimas noticias y detalles sobre nuestros próximos eventos.

Al enviar este formulario, estás otorgándonos tu consentimiento para recibir información acerca de la iglesia. Revisa nuestra política de privacidad de datos.