MARANATHA COLOMBIA ©  1997-2024
(+57) 312 750 0568 | Calle 51 #56C – 25 | Medellín, Colombia

Logo Maranatha 2022

¿Por qué creemos en la paternidad espiritual?

PadreEspiritual

El tema de la paternidad espiritual ha generado grandes controversias entre algunos cristianos, quienes la rechazan basándose en Mateo 23:9: “Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos.”

Iniciemos con el contexto en el que Jesús pronunció estas palabras: “Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra”. Entendemos que se dirigía a los líderes religiosos de su época, quienes abusaban de su posición para ejercer dominio y control sobre el pueblo. Jesús les criticaba por su ostentación y búsqueda de reconocimiento, y les recuerda que solo Dios es Padre en el sentido supremo. La interpretación literal y aislada de este versículo nos llevaría a suprimir de nuestro vocabulario la palabra padre o maestro, pues entenderíamos entonces que solamente está atribuido a Dios. Y afirmar esto traería grandes contradicciones en varios pasajes bíblicos donde se reconoce la autoridad y la responsabilidad de los padres.

“Isaac rompió el silencio y dijo a su padre Abraham: «¡Padre!». Él respondió: «Sí, hijo mío». «Tenemos el fuego y la leña», continuó Isaac, «pero ¿dónde está el cordero para el sacrificio?»” (Génesis 22:7)

Ahora bien, podrías decir: “Está permitido para los progenitores, pero NO para líderes espirituales”. Sin embargo, si vamos a varios pasajes del nuevo testamento, nos damos cuenta de que en varias ocasiones el apóstol pablo usó la palabra “PADRE” de la fe, para referirse a Abraham, como padre espiritual de todos los creyentes.

Romanos 4:11-12: “Y recibió la señal de la circuncisión como sello de la justicia que por la fe había tenido antes de ser circuncidado; para que fuese padre de todos los que creen sin ser circuncidados, a fin de que también a ellos les sea contada la justicia; y padre de la circuncisión, no solamente de los que son de la circuncisión, sino también de los que siguen las pisadas de la fe que tuvo nuestro padre Abraham antes de ser circuncidado.”

Romanos 4:16: “Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia, no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros.”
Gálatas 3:7: “Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham.”
Por otro lado, el apóstol Pablo es un claro ejemplo de la práctica de la paternidad espiritual. En sus cartas, se refiere a los creyentes como sus hijos y demuestra un profundo amor y cuidado por ellos.

1 Corintios 4:14-17: “No escribo esto para avergonzaros, sino para amonestaros como a hijos míos amados. Porque aunque tengáis diez mil ayos en Cristo, no tendréis muchos padres; pues en Cristo Jesús yo os engendré por medio del evangelio. 16 Por tanto, os ruego que me imitéis. Por esto mismo os he enviado a Timoteo, que es mi hijo amado y fiel en el Señor, el cual os recordará mi proceder en Cristo, de la manera que enseño en todas partes y en todas las iglesias.”

Filipenses 2:22:  “Y sabéis cómo Timoteo, como hijo con el padre, ha servido conmigo en el evangelio.”

1 Tesalonicenses 2:11: “Porque sabéis cómo os rogábamos y exhortábamos y conjurábamos, como un padre a sus hijos, para que anduvieseis como es digno de Dios, que os llama a su reino y gloria.”

Finalmente, queremos concluir diciendo que la paternidad espiritual no debe ser una imposición y tampoco es una doctrina fundamental de la iglesia, pero como ministerio creemos profundamente en ella. Creemos que es una realidad bíblica con un gran potencial para fortalecer la iglesia y el desarrollo espiritual de los creyentes y que rechazarla por una interpretación literal y descontextualizada de Mateo 23:9 priva a la comunidad cristiana de una herramienta valiosa para el crecimiento y la madurez en la fe.
Scroll al inicio
¿En qué podemos servirte?

Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp y a nuestro boletín informativo para recibir las últimas noticias y detalles sobre nuestros próximos eventos.

Al enviar este formulario, estás otorgándonos tu consentimiento para recibir información acerca de la iglesia. Revisa nuestra política de privacidad de datos.