loader image
Logo Maranatha 2022
Countdown

Oraciones de despertamiento espiritual

Miembro de la iglesia orando levantando las manos en la iglesia

Lev 6:12 Y el fuego encendido sobre el altar no se apagará, sino que el sacerdote pondrá en él leña cada mañana, y acomodará el holocausto sobre él, y quemará sobre él las grosuras de los sacrificios de paz. 

Lev 6:13 El fuego arderá continuamente en el altar; no se apagará.

 

1. Padre, por el poder del Espíritu Santo límpiame de toda negligencia para orar, para que así pueda yo prevalecer en la vida de oración.

Rom 8:26  Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

Rom 8:27  Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.

 

2. Padre eterno, por el poder del Espíritu Santo, fortaléceme con poder en mi hombre interior para prevalecer en el altar de la oración.

Efe 3:16  para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu;

3. Padre Santo, por el poder del Espíritu Santo llena de poder mi vida de oración y ayuno para ir a un nuevo nivel de consagración y, así, crecer en el poder y la autoridad espiritual.

Eze 47:1  Me hizo volver luego a la entrada de la casa; y he aquí aguas que salían de debajo del umbral de la casa hacia el oriente; porque la fachada de la casa estaba al oriente, y las aguas descendían de debajo, hacia el lado derecho de la casa, al sur del altar.

Eze 47:2  Y me sacó por el camino de la puerta del norte, y me hizo dar la vuelta por el camino exterior, fuera de la puerta, al camino de la que mira al oriente; y vi que las aguas salían del lado derecho.

Eze 47:3  Y salió el varón hacia el oriente, llevando un cordel en su mano; y midió mil codos, y me hizo pasar por las aguas hasta los tobillos.

Eze 47:4  Midió otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta las rodillas. Midió luego otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta los lomos.

Eze 47:5  Midió otros mil, y era ya un río que yo no podía pasar, porque las aguas habían crecido de manera que el río no se podía pasar sino a nado.

 

4. Padre, en el nombre de Jesús, derrama sobre mí el Espíritu de gracia y de súplica para vivir encendido con el fuego en mi vida de oración.

5. Padre, llena de poder mi vida de oración para que yo pueda participar de las bendiciones del avivamiento que estás a punto de derramar sobre Colombia.

 

Rom 8:26  Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

Rom 8:27  Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.

 

6. Padre eterno, por el poder del Espíritu Santo, incrementa mi fuego para orar para que así pueda yo vencer todas las tentaciones y trampas en mi vida.

Mat 26:41  Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.

Rom 8:26  Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

Rom 8:27  Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.

 

7. Padre, con el Espíritu Santo, santifica todo mi ser completo, espíritu, alma y cuerpo, para que yo sea un vaso de honra para este avivamiento.

1Ts 5:23  Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

 

8. Padre, con el poder del Espíritu Santo, hoy hago morir todas las obras de la carne en mi vida, para poder servirte y agradarte todos los días de mi vida.

Rom 8:13  porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.

 

9. Padre, por el poder del Espíritu Santo, santifica mi vida, y úsame como un mayordomo en tu casa.

Mal 3:3  Y se sentará para afinar y limpiar la plata; porque limpiará a los hijos de Leví, los afinará como a oro y como a plata, y traerán a Jehová ofrenda en justicia.

Mal 3:4  Y será grata a Jehová la ofrenda de Judá y de Jerusalén, como en los días pasados, y como en los años antiguos.

Mal 3:5  Y vendré a vosotros para juicio; y seré pronto testigo contra los hechiceros y adúlteros, contra los que juran mentira, y los que defraudan en su salario al jornalero, a la viuda y al huérfano, y los que hacen injusticia al extranjero, no teniendo temor de mí, dice Jehová de los ejércitos.

 

10. Padre, en el nombre de Jesús, lléname más y más con el espíritu de santidad, para que pueda yo vivir una vida de santidad que te sea agradable.

Rom 1:4  que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos.

¡Jesús es el Señor!

COMPARTE

Suscríbete

Si te gustaría recibir información acerca de oraciones y contenido del blog, déjanos tus datos.




Ir al contenido