MARANATHA COLOMBIA ©  1997-2024
(+57) 312 750 0568 | Calle 51 #56C – 25 | Medellín, Colombia

Logo Maranatha 2022

¿Es bíblico declarar la Palabra de Dios?

Declara
En el ámbito cristiano, ha habido debates sobre la validez y la eficacia de declarar la Palabra de Dios. Para nuestro ministerio, sin embargo, la importancia de este principio se basa en toda la travesía bíblica, donde se revela el poder inherente en las palabras y la vitalidad de confesar con fe las promesas divinas. Este blog no busca generar controversias, sino resaltar la relevancia y la eficacia que tiene la declaración según la Palabra de Dios para aquellos que desean recibir y aprovechar este principio, para transformar su destino y experimentar los regalos redentores de la obra de Cristo en sus vidas. Desde los primeros versículos de Génesis, vemos cómo Dios creó el mundo mediante Su Palabra. En Génesis 1:3-13, leemos: “Dijo Dios: ‘Sea la luz’; y la luz fue hecha”. Este pasaje nos enseña que las palabras de Dios tienen un poder creativo, que trae a la existencia lo que antes no era. Además, Isaías 55:11 nos asegura que la Palabra de Dios no regresa vacía, sino que cumple Su propósito. Ahora bien, podrías pensar: “Pero yo no soy Dios”. Sin embargo, te pregunto: si has nacido de nuevo y has recibido a Jesús como Señor y Salvador de tu vida, ¿quién es el que vive dentro de ti? Considera, entonces, el impacto que tienen tus palabras en tu vida y en el mundo que te rodea. En Marcos 11:23, Jesús nos enseña acerca del poder de la fe y de nuestras palabras. Cuando hablamos con fe, alineando nuestras palabras con la verdad de Dios, podemos presenciar transformaciones impactantes en nuestras circunstancias. Por el contrario, Proverbios 18:21 nos advierte sobre el poder destructivo de la lengua cuando hablamos palabras de duda y negatividad.

¿Cómo podemos aplicar este poder en nuestras vidas diarias? Aquí hay algunas sugerencias prácticas:

1. Conoce la Palabra de Dios

Para declarar la Palabra de Dios con autoridad y fe, primero debemos conocerla. Dedica tiempo a estudiar la Biblia, memorizar, meditar en sus promesas y entender la voluntad de Dios para tu vida.

2. Declara la verdad

Cuando te enfrentes a desafíos o situaciones difíciles, declara las promesas de Dios sobre esa situación. Por ejemplo, si estás enfrentando una enfermedad, declara la sanidad que Dios promete en Su Palabra (Isaías 53:5). Si estás experimentando dificultades económicas, no murmures ni te quejes, declara con fe promesas como Filipenses 4:19. Si te encuentras lleno de ansiedad, declara la promesa de 1 Pedro 5:6.

3. Cuida tus palabras

Sé consciente de lo que hablas. Evita las palabras de duda, miedo o negatividad. En cambio, elige hablar palabras de fe, esperanza y vida.
Mateo 12:37: Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.
Mateo 12:36: Pero yo les digo que, en el día del juicio, cada uno de ustedes dará cuenta de cada palabra ociosa que haya pronunciado.
Santiago 3:5-10: Así es la lengua. Aunque es un miembro muy pequeño, se jacta de grandes cosas. ¡Vean qué bosque tan grande puede incendiarse con un fuego tan pequeño!

4. Confiesa la Palabra en oración

Utiliza la oración como un medio para declarar la Palabra de Dios sobre tu vida y las vidas de los demás. Ora con fe, creyendo que lo que estás declarando se cumplirá.

5. Persiste en la fe

A veces, puede llevar tiempo ver el cumplimiento de las promesas de Dios en nuestras vidas. No te desanimes. Persevera en la fe, sabiendo que Dios es fiel para cumplir Su Palabra en el momento perfecto.

Recuerda, tus palabras tienen poder. Elige hablar palabras de fe y vida, y verás cómo el poder de Dios se manifiesta en tu vida de formas asombrosas. ¡Declara la Palabra de Dios con confianza y verás grandes cosas suceder!

Inicio Publicidad
Fin Publicidad
Scroll al inicio
¿En qué podemos servirte?

Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp y a nuestro boletín informativo para recibir las últimas noticias y detalles sobre nuestros próximos eventos.

Al enviar este formulario, estás otorgándonos tu consentimiento para recibir información acerca de la iglesia. Revisa nuestra política de privacidad de datos.